(respectivamente MANIFESTACIONES)





Para obtener respuestas y comentarios, hágase clic sobre la pregunta o manifestación de su interés.


1) Es terrible que llegamos tan abajo, para tener otra vez la necesidad de trocar!

2) Es algo para gente pobre, los que no tienen otros recursos!

3) El trueque no puede reemplazar la economía “normal”

4) No sé hacer nada; no tengo nada para ofrecer para trocar!

5) También el trueque es tramposo, como todo lo demás! En varios nodos ya hay transfugadas y falsificaciones de los “créditos”

6) Y si nos viene la DGI encima?

7) Y quién controla la higiene de las empanadas o de la mermelada que me consigo en el trueque?

8) Dónde aprendemos el e-trueque de las Aldeas virtuales?

9) Puedo hacerme rico mediante el trueque?

10) Seguramente alguien quiere ganar plata con el trabajo de los demás!

11) Qué es que se puede conseguir o ofrecer en una aldea virtual?

12) Qué pasa si el carpintero en cuya silla estoy interesada, no le gustan mis velas?

13) Pueden ofrecer varias personas en una aldea las mismas cosas?

14) Cómo se determina el valor de lo ofrecido?

15) Tiene que ser de tiempo entero la dedicación al truque?

16) Puede ofrecerse también mercadería usada?

17) Quién regula las normas dentro de la Aldea?

18) Necesitamos en el e-trueque un local para realizar las transacciones?






1) Es terrible que llegamos tan abajo, para tener otra vez la necesidad de trocar!

1 y aplazado! Manifestación errónea!! El trueque no es un regreso a la Edad Neandertal. No es primitivo, sino absolutamente moderno, tratándose de un concepto compatible con nuestra actualidad, con nuestro futuro y también con el de nuestros chicos!

2) Es algo para gente pobre, los que no tienen otros recursos!

Eso lleva un cuarto de verdad o un tercio o un quinto, de acuerdo a cuantas clases de prosperidad divide Ud. a la sociedad, ya que el trueque es por cierto muy bueno para los muy pobres, pero también para los simplemente pobres, y también para los no tan pobres, para los medianamente ricos, para ricos de verdad y hasta para los mega-ricos; para estos últimos aunque sea para divertirse o quizás también para que puedan practicar un poquito esta nueva economía del futuro.

3) El trueque no puede reemplazar la economía “normal”

Absolutamente cierto, pero eso tampoco es la idea del trueque, por lo menos no en lo que se refiere a la totalidad de nuestras operaciones económicas.

Ahora, si nos ahorramos, debido al trocar, digamos un 10% de lo que normalmente gastamos en plata, sería eso de hecho un 10% mejor que nada, y si nos ahorramos el 20%, llegaríamos ya al doble de un 10% mejor que nada y si podríamos quizás compensar un 50 o 60% de nuestro desembolso monetario habitual por intercambio en trueque, a la pucha, eso sería mas que interesante, nos les parece? Interesante doblemente, ya que no solamente bueno para nosotros, sino además, y en forma automática y simultánea, también para nuestros compañeros en esta tarea.

El trueque no es negocio, sino convivencia social en el más puro estilo, ya que no es gobernado desde una estructura de administración, la que puede ser a veces dudosa, sino se mantiene desde abajo, auto- administrándose desde las celdas individuales de su estructura.

Tal como dicho, el trueque no pretende de ninguna manera ser economía exclusiva, sino debe ser siempre actividad complementaria a nuestra acostumbrada y ciertamente valiosa economía monetaria.

Desde ya, si ganamos con nuestro trabajo habitual más de los suficiente y si no tenemos ni tiempo ni ganas de perder tiempo con estas cositas, entonces mejor que lo dejemos para los otros, por lo menos tanto tiempo hasta que cambiemos de idea o de necesidades!

4) No sé hacer nada; no tengo nada para ofrecer para trocar!

Eso es una idea fija! Ahora, si fuera realmente así, existen estos fabulosos cursos donde uno puede aprender en dos meses y medio todo, desde hacer queso Camenbert hasta comandar un velero, y si, a pesar de todo, aún así no encuentra nada bueno para hacer, entonces puede actuar como intermediario y buscarse en cualquier lado alguna oferta tipo ganga, para introducirla, si es buena, en su aldea de trueque.

Si tampoco eso funciona, bueno, entonces váyase al desierto y hágase ermitaño!

5) También el trueque es tramposo, como todo lo demás! En varios nodos ya hay transfugadas y falsificaciones de los “créditos”

Por cierto, eso está lamentablemente pasando en alguno de los clubes de trueque tradicionales, y por esa razón propongo, con el e-trueque, dentro de “aldeas virtuales”, una variante más segura, funcionando dentro de grupos chicos, cerrados, con un máximo de por ejemplo 120 participantes en cada grupo. Así todos se conocen y malos comportamientos son, por cierto no imposibles, pero poco probables y, en tal caso, fácilmente subsanables.

Además no existen en el e-trueque papelitos falsificables, ya que todas las transacciones se realicen mediante meros asientos contables, muy fáciles de controlar, sean ellas tanto realizadas por computadora vía Internet, o a la antigua, mediante papel y lápiz.

6) Y si nos viene la DGI encima?

Hasta ahora no hay, tal peligro, ya que existe hasta beneplácito oficial hacía el al trueque entre personas particulares. Distinto es el caso, en cuando Empresas quieren operar mediante trueque; ya que entonces rigen todo los parámetros normales de contribución impositiva, pero aun en este caso, y cumplimentando todas las legalidades, pude ofrecer el trueque impensadas ventajas, tal como explayado bajo “detalles del e-trueque”

7) Y quién controla la higiene de las empanadas o de la mermelada que me consigo en el trueque?
Es la misma persona, amiga, parienta o vecina, a donde suele ir habitualmente en cuando la invita a su cumpleaños y donde, sin problema acepta su café y su torta y su asado. Ahora si Ud. intuye, que esa casa es un chiquero, lleno de cucarachas, ya sabrá que hacer!!

Creo, que al respecto corremos menos peligro con los vecinos de nuestra aldea, los que son finalmente todos conocidos personales y/o recomendados, que confiándonos en estas fiambrerías o pizzerías que encontramos por el camino!!

8) Dónde aprendemos el e-trueque de las Aldeas virtuales?

Pregúntenme a mí, y les doy las pautas básicas y luego practiquen hasta haberlo aprendido; cada uno a su manera y a su nivel de perfección.

Detalles de un posible reglamento interno pueden apreciar en "pautas de grupos de e-trueque", pero estas pautes son conceptuados meramente como indicadores generales, y la idea es, que cada grupo elabora su reglamente propio, de acuerdo a su particular situación.

9) Puedo hacerme rico mediante el trueque?

Básicamente no, salvo que trabaje 37 horas por día, participando simultáneamente en varios grupos, y vende luego lo obtenido mediante el trueque en el mercado normal contra plata legal, tributando por su puesto en ese caso los impuestos legalmente correspondientes!

Ahora en la práctica se desarrollan las transacciones meramente dentro del grupo y allí nadie se hace millonario; pero si, a todos les irá bien, ya que todos conviven y contrabajan y condisfrutan en forma cómoda con los demás co-aldeanos. Todos son prosumidores, como los calificó Alwin Tofler: productores y consumidores al mismo tiempo!

No sirve, vender solamente, sin gastar en las ofertas de los demás, ni sirve gastar solamente sin “vender” nada, ya que la “plata” funciona en este caso igual que en el Monopoly: sirve solamente para el juego en cuestión y es mera herramienta para hacer circular la energía del producto del trabajo y del esfuerzo de cada uno de los participantes!

10) Seguramente alguien quiere ganar plata con el trabajo de los demás!

Otra vez errado! Por lo menos en la propuesta versión del trueque habrá ni beneficiarios indirectos, ni comisionistas. Las pautas básicas las pueden copiar gratis de este sitio, sin pagar ni royalties ni franchising, y si alguien pretende cobrar para organizarles su aldea, mejor que se busquen otro alcalde, o hagan Uds. mismos de alcalde de una nueva propia aldea!

11) Qué es que se puede conseguir o ofrecer en una aldea virtual?

Un montón de cosas. Enumero solamente algunas que me vienen a la mente y que me parecen interesantes:

  • Pollos y conejos orgánicos
  • Huevos orgánicos
  • Miel y mermeladas orgánicas
  • Verduras y hortalizas orgánicas
  • Frutas orgánicas
  • Electricista
  • Plomero
  • Carpintería
  • Remis
  • Médico
  • Dentista
  • Masaje
  • Peluquería y afines
  • Enseñanza en clases privadas
  • Pan casero
  • Pizzas, empanadas y tartas
  • Mensajería
  • Puloveres
  • Zoquetes
  • Plantas
  • Jardinería
  • Velas
  • Jabones artesanales
  • Vinos
  • Aceites
  • Cereales
  • Harinas
  • Quesos
  • Cuidado de niños y acompañamiento de ancianos
  • Asistencia terapéutica
  • Etc.
  • Etc.
  • Etc.

12) Qué pasa si el carpintero en cuya silla estoy interesada, no le gustan mis velas?

Ya que no hacemos trueque directo, sino un trueque denominado multirecíproco, no tiene eso importancia, ya que Ud. no recibe la silla del carpintero contra productos, sino contra la entrega de valores contables, los que el a su vez puede usar para “comprarse” dentro de la aldea, lo que se le cante.

13) Pueden ofrecer varias personas en una aldea las mismas cosas?

Si, no hay problema, pero siempre dentro de una cierta lógica. Puede haber tres o cuatro que ofrecen verduras, pero no 20 masajistas, salvo que se trate de una aldea muy hedonista!

14) Cómo se determina el valor de lo ofrecido?

Convenientemente rigen los parámetros del mercado normal en la determinación de la relación del valor entre los distintos productos y servicios. Se fija un valor patrón que sirve para las transacciones, valor al cual puede darse el nombre que uno quiere.

15) Tiene que ser de tiempo entero la dedicación al truque?

De ninguna manera; cada uno dedicará el tiempo que quiere, siempre que lo mínimo que esté dispuesto a dispensar, sea aun razonable para el pueblo, caso contrario será invitado gentilmente por el alcalde de levantar la carpa y retirarse de la aldea.

16) Puede ofrecerse también mercadería usada?

Si, pero hasta ahí no más. Si alguien tiene casualmente algo interesante usado para ofrecer, no habría problemas, pero en general el trueque no debe desvirtuarse en Feria Americana..

17) Quién regula las normas dentro de la Aldea?

El alcalde, que se autoelige. Puede juntarse para el “manejo” de la aldea con algunos “consejeros”, pero de última tiene él la total autonomía, de hacer y deshacer.

Eso puede parecer dictatorial, pero no obstante, está regido en la práctica por leyes absolutamente democráticas, ya que si ese alcalde funciona mal, sus aldeanos simplemente lo abandonan y crean una nueva aldea aparte, dejando a el en Pampa y la vía!

18) Necesitamos en el e-trueque un local para realizar las transacciones?

No, ni necesitamos local, ni un día o una hora determinada para realizar nuestro “comercio”.

Las transacciones se realizan o mediante computadora las 24 horas por día, o, sino en la manera vecinal tradicional, por teléfono o en conversación personal en la vereda o en el sanguan.

Una manera de hacer conocer, lo que uno ofrece, sería por ejemplo, que cada aldeano tengo su propia página de oferta dentro del sitio en Internet de la aldea, o sino, simplemente uno reparte entre los aldeanos alguna hoja tipo folleto, donde uno describe apetitosamente su mercadería o servicio.

Quiero destacar, que a pesar de que se me ocurrió llamar todo eso asunto e-trueque, con clara alusión que la probablemente mejor manera de realizarlo, sea mediante computadora vía Internet, no veo, a pesar de ello, tampoco ningún problema, en adaptar la idea fácilmente también a ambientes sin recursos de ese tipo, inclusive por ejemplo dentro de villas de emergencia, realizando las operaciones allí entonces a la antigua, simplemente mediante lápiz y papel.






Bueno, creo haber pasado por todo, pero si se les ocurre alguna otra pregunta interesante la agradezco que me la hagan saber, para incluirla en este listado, junto con la contestación pertinente, siempre y cuando que se me ocurre alguna!