Chilka
Merlo, San Luis
Argentina
Menú | Parte 1 | 2 | 3 |

MASAJE AROMATERAPEUTICO

Distinguimos en principio 2 formas: Por un lado un masaje puntual en una determinada zona que puede ser p.e. en la cabeza contra el dolor justamente de cabeza, en el pecho contra resfríos, sobre los pies para aliviar pies cansados, o sobre una zona celulítica, para tratar de hacer aparecer otra vez piel de durazno. La otra variante es un masaje general de todo el cuerpo, sea para relajar o para tonificar o simplemente para brindar placer y bienestar.

 

Para el primer tipo, o sea para masaje puntual, hay que saber bien lo que uno hace, mientras que existe para la segunda alternativa un márgen de procedimiento más amplio. Se realiza ese masaje por lo general con movimientos largos, fluídos, tratando de armonizar todo al máximo. La presión es justa; no debe doler, pero se debe sentir, en general siempre ejerciendo mayor presión en el avance en dirección al corazón, es decir desde los pies y las manos hacia arriba. En cuanto se vuelve en el movimiento para atrás, o sea otra vez de los muslos a los pies o de los hombros hacia la mano, debe efectuarse ese movimiento solamente en forma de suave deslizamiento, apenas perceptible. Eso es suficiente para lograr la descarga energética deseada.

Importante es que en los movimientos ascendentes dediquemos especial atención a las zonas del cuerpo donde las esencias aromaterapeúticas contenidas en el aceite tengan máxima facilidad de penetrar al organismo. Son todos estos lugares donde el sistema sanguíneo está cerca de la superficie de la piel, p.e. el interior de las muñecas, de los codos, de las rodillas, y sobre todo también en la zona de la espalda.

Sobre la forma misma de masajear no quiero explayarme. Eso uno lo sabe intuitivamente o sino se aprende o de libros o de algún buen profesor. No es muy difícil teniendo ganas de ser un buen masajista. Es simplemente una cuestión de entrega, tanto a la tarea como sobre todo también a las personas a las cuales uno dedica ese servicio.

 

 

Con movimientos largos y fluidos

FINAL DEL MASAJE

El finalizar del masaje tiene su propio ritmo y procedimiento. Es cada vez distinto, pero en general conviene mantener la atmósfera del ambiente creado, dejando la charla mejor para el comienzo del próximo encuentro. Desde ya es no obstante válido, intercambiar impresiones sobre las experiencias vividas durante el masaje, si surge la necesidad de ello.

 

Bueno es neutralizar después de una sesión de masaje el ambiente mediante el rociado con algún aceite esencial "fresco". por ejemplo de algún cítrico, para que la próxima persona encuentre el gabinete virgen, sin huellas de su predecesor. Por esa misma razón es también necesario dejar intervalos de por lo menos media hora entre que se haya ido el masajeado y hasta que venga el próximo. No hay nada más desagradable como la sensación de tener que colocarse sobre el lecho tibio del predecesor!

Cada masajista tiene su propia manera de renovarse entre masaje y masaje. Algunos prefieren ducharse, y otros se lavan simplemente las manos y los brazos. Bueno y recomendable es realizar una, aunque sea breve, meditación antes de comenzar el próximo masaje.

P.D.: El varias veces mencionado Fernando Cuperman es psicólogo, profesor de artes marciales, además masajista y sabe un montón sobre todas estas cosas.

Carlos Drescher

Conviene neutralizar el ambiente

Volver atrás...

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.