La misma imagen de la cual vimos antes el calco, la apreciamos ahora en su contexto original.

Es interesante observar, como el realizador ha utilizado, al igual como sus “colegas” en las antemencionadas escenas patagónicas, por cierto lejos en espacio y tiempo, también en este caso la configuración natural de la pared

rocosa, para lograr una enorme plasticidad, a la par de un contorno imaginario que realza lo pintado, como si estuviera presentado sobre un escenario real.

inicio seguir

inicio