En la forma de representar las distintas figuran encontramos por lo general, que los motivos que eran más populares fueron realizadas de modo muy estilizado.

Los emplumados, salvo el marcado detalle de sus adornos cefálicos, son representados por ejemplo casi sin marcar las formas de sus cuerpos, pero no así el

caso de los personajes que interpretamos como shamanes, los que aparecen con indicación de detalles muy destacables, y lo mismo pasa también en estos bailarines enmascarados.

inicio seguir