Sus primeras manifestaciones se remontan unos 30.000 años, al tiempo que llamamos hoy paleolítico superior y que corresponde casi al final del último tiempo glacial.

Sus manifestaciones posiblemente más espectaculares encontramos en la cueva de Altamira en el norte de España y en cuevas del sur de Francia, como las de Lascaux o Peche-Merle.

inicio seguir