Chilka
Merlo, San Luis
Argentina
Menú
 

Sucht und Suche


     
... en aquella mañana, Dios apareció ante sus
doce criaturas y en cada una de ellas, plantó la
simiente de la vida humana. Una por una, cada
criatura dió un paso al frente para recibir el
don que le correspondía
     
"Para ti, Aries, es la primera semilla, para que tengas el honor de plantarla. Por cada semilla que plantares, otro millón de simientes se multiplicarán en tus manos. No tendrás tiempo de ver la simiente crecer, pues todo lo que plantares crecerá cada vez más y más para ser a su vez plantado. Tu serás el primero en penetrar solo en la mente humana, llevando mi idea. Más no cabe en ti el cuidar y alimentar esa idea, ni cuestionarla. Tu vida es acción, y la única acción que te doy es la de dar el paso inicial para tornar a los hombres conscientes de mi creación. Por este trabajo yo te concedo la virtud del respeto por ti mismo."   "A ti Piscis, doy la tarea más difícil. Te encomiendo que reúnas todas las tristezas de los hombres y las traigas de regreso a mi. Tus lágrimas serán, en el fondo, mis lágrimas. Las tristezas y los padecimientos que tendrás que asimilar son las distorsiones impuestas por los hombres a mi idea. A ti te cabe llevar hacia ellos la compasión, para que puedan comenzar de nuevo. Por esta labor tan ardua y difícil te doy el don más alto de todos. Tú serás el único de mis doce hijos que me comprenderá. Pero este don del entendimiento es sólo para ti, Piscis, pues cuando intentes difundirlo entre los hombres, ellos no te escucharán."
     
Fragmento de Las doce tareas de Martin Schulman
     

o es casual que la paz se llame "paz", o el padre "padre", o la luna "luna".

Cada sonido, cada palabra tiene en sus orígenes su justo valor y significado, y eso intrínsecamente ligado a la idea que representa.

El nombre de la hierba salvia viene del latín salvare, o sea de "salvar"; angina tiene que ver con angustia y angostura, crisis con crecimiento, plutonio con Plutón y cordialidad con corazón. Y así tampoco es casual que también las palabras alemanas Sucht (adicción) y Suche (búsqueda) estén emparentadas.

Reflejando al respecto, uno podría pensar que estas familiaridades fueron elegidas folclóricamente en el curso del tiempo. Eso es también cierto en partes, pero lo que se esconde verdaderamente detrás de estas familias de palabras es, en su origen, algo mucho más profundo y certero de lo que parece a primera vista.

Una de las llaves para ello podemos encontrarla en la Kabbalah, precisamente en las visiones del Notaricon, que es la separación de una determinada palabra en palabras más pequeñas, las que son entonces individualmente contemplados respecto a su significado, y además en el estudio de la Guematria, que es su valorización numérica individual.

El enfoque guemátrico se basa en que cada letra del alfabeto hebreo lleva un valor, y sumando estos valores se llega para cada palabra, a una determinada valorización numérica. Ahora viene lo interesante: si encontramos entonces dos o más palabras con el mismo valor, una puede entonces salir de la premisa que estas palabras tienen algo en común!

Llegar hasta ahí es relativamente fácil, el problema es reconocer en que consiste ésta relación, y debido a esa dificultad es el estudio de la Kabbalah uno de los más complejos, pero al mismo tiempo más fructíferos dentro de las prácticas esotéricas.

Por cierto hasta ahora no he analizado el origen de las palabras Sucht y Suche bajo enfoque cabalístico, pero ya en sus aspectos fonéticos vemos que ambas llevan el mismo origen, pero, tal como ya mencionado, "Sucht" significa adicción y "Suche" es la búsqueda. Ambas están íntimamente relacionadas, y una lleva a la otra, convenientemente desde la Sucht a la Suche, desde la adicción hacía la búsqueda. Vendría a ser un desplazamiento sintómico, una elevación vertical desde un nivel corporal hacía uno espiritual! Se trata ni más ni menos, que encontrar un contenido espiritual a nuestras individuales dificultades materiales, y el desarrollo de este movimiento funciona normalmente justamente dentro del patrón dependencia - huida - búsqueda. Es esa la razón también, por la cual elegí en este trabajo la palabra drogadicción y no la nueva versión soft de drogadependencia, ya que ésta, de alguna forma, nos podría llevar en nuestra tarea de análisis a caminos equivocados.

Para hacerlo un poco más claro, adonde quiero llegar con todo eso, cambio entonces el enfoque y les invito a analizar algunas de las vetas de nuestras actuales drogadicciones, empezando con el:

Alcohol

  Hay pocas personas que sienten que el alcohol sea realmente muy dañino; más, se considera desde el vamos que es un regalo apreciable de los Dioses.

El alcohol forma parte desde la antigüedad de importantes rituales en, prácticamente, todos los cultos, y eso sin generar mayores daños.

Conocemos inclusive prácticas religiosas, donde se usó el vino en hasta tremendos excesos, pero aún así la cosa quedó siempre ahí, circunscripto a determinados momentos y lugares.

La incorporación de alcohol dentro de ceremonias religiosas perdura hasta hoy en algunos cultos, y así forma el vino una importante parte en la Santa Misa, en la Eucaristía de la religión católica.

En estos casos, y en la base de su uso original, el alcohol es parte de una idea global, que es la veneración de Dios y se lo consideró siempre como un instrumento muy válido para encontrar el camino de la búsqueda espiritual. Y en esta forma, contenido dentro de una idea de valor, el alcohol no daña; solamente se transforma en malito su uso, en cuando a su aspecto material, a saber su forma, se independiza de la idea que representa.

Un buen vino, acompañando una linda cena, nunca puede hacer mal, ni una rica cerveza junto con alguna picadita de salame y queso, disfrutada con amigos en el patio de la casa en una cálida noche de verano. Pero algo no funciona, si noche tras noche los grupitos de los muchachos y ahora también de muchachas, se pasan vaciando botellas de alcohol sobre la vereda delante de un quiosco. Desde ya también eso son rituales, pero decididamente de muy baja alcurnia.

Completar a veces un ritual, sea religioso sea mundano con alcohol, puede hacer sentido, al igual como también el cigarrillo o el cigarro, fumado con goce y aprecio en determinado contexto, pero fuera de él, es como presentar ropa en un desfile de modas, sin los cuerpos de las mujeres o de los hombres para los cuales es diseñada!

Ahora, el uso del alcohol es, también muchas veces, ligado para reemplazar el postergado o abandonado Viaje del Héroe, vale decir que sirve para pretender tener coraje, para pegar a nuestra mujer y a los chicos, o a olvidar que tendríamos que enfrentar los problemas del trabajo, o del crédito, o del consorcio, o de lo que sea.

Se considera al alcohol hoy en día como droga relativamente inofensiva, a pesar del mal que hace cada vez más, y en especial en la juventud, debido al absolutamente libre acceso que tienen hoy en día a él. Pero es además también la causa de muchas muertes, de hecho de muchísimas más que las originadas por las así llamadas drogas pesadas, pero de eso no se habla! Piensen solamente en las víctimas de accidentes automovilísticos, generados por intoxicados con alcohol!

Nicotina

Encontramos ahí un accionar y un simbolismo muy similar a lo del alcohol. También en este caso formaba el fumar, en sus orígenes, parte de ceremonias rituales; no por nada se habla todavía hoy de la pipa de la paz.

Controlado por los guías espirituales, se fumaban las cosas más interesantes, pero, sea lo que sea que pasaba por las pipas, no hacía mal, ni creaba adicción. Nada de colapso metabólico, nada de pulmones reventados, nada de adicción y nada de cáncer, o sea en su uso original nada de todos estos "beneficios" que adquieren la mayoría de nuestros fumadores adictos modernos!

Con todo ese riesgo que evidentemente hoy en día significa el fumar, podríamos considerar que el fumar sin gozarlo ritualmente, es una tremenda estupidez! Enferma sin duda, y muchas veces lleva a la muerte. Entonces uno debería suponer que, corriendo ese tremendo riesgo, un fumador por lo menos debería sacar algo grandioso en cambio, no es cierto?

¿Pero qué pasa? El goce real del más empedernido nicotiónico, con toda seguridad, no dura más que una o dos pitadas después de encender el cigarrillo, y lo que sigue luego es meramente un mecánico chupar y escupir del humo, sin ni siquiera darse cuenta lo que esta pasando.

Si un fumador fumaría realmente en forma consciente, es decir que goza el inhalar, siente como se expande el humo en su boca, se lo imagina bajando, incorporándose en sus pulmones y luego lo acompaña mentalmente salir otra vez suavecito a través de la nariz, dentro de un ritmo absolutamente placentero, entonces podemos salir con casi total seguridad de la premisa que nadie podría fumar de esta forma más de dos cigarrillos seguidos sin vomitar! Y entonces viene la cuestión, por qué igual se hace?

Ruediger Dahlke recomienda, desde otro punto de vista, analizar el nombre de la marca que uno fuma: Marlboro para los que quisieren sentirse vaqueros de verdad; Camel para los que sueñan realizar tremendas aventuras en la jungla o en el desierto, Lord Extra los que se creen finoli y Virginia Slim para las gorditas que quisieron ser delgaditas de cuerpo y alma.

Estos son solamente algunos de los ejemplos, por cierto presentados por un malvado no fumador, pero piénsenlo, aún algo exagerado, indican sin duda el reemplazo del propio actuar como héroe o aventurero, por la mera chupadita de un faso. Eso es por lo menos la idea; pero funcionar, desde ya no funciona, y así quedamos después también, en nuestro rol de aventureros de la pitada perdida.

Drogas pesadas

Las verdaderas y las malas de la película! Desde ya lo son, a pesar que, tal como ya mencioné en relación con al alcohol, reclaman muchísimo menos víctimas directas que justamente el alcohol y, en aún mayor medida, el tabaco. El problema principal hoy en día de las "drogas de verdad" no es tanto su uso en sí, sino más bien, todo el encuadre criminal que se armó alrededor, debido al tremendo negocio que significa para todo el mundo.

Liberando también la venta de estas drogas, al igual el caso de las "legales", por cierto seguirían causando bastante víctimas, pero con absoluta certeza muchísimos menos que actualmente, y aún definitivamente muchísimos menos que, lo repito, las del tabaco y las del alcohol!

Alucinógenos fueron usados desde siempre en prácticamente todas las culturas, pero casi siempre incorporados, al igual que el alcohol o el tabaco, en ancestrales rituales, y esta injerencia de los estupefacientes dentro de las ceremonias fue normalmente encima precedido por adecuadas preparaciones de los involucrados, mediante previas prácticas de purificación, de ayunos, etc.

La incorporación de drogas, por ejemplo en los rituales de iniciación, se basaba en la idea de ayudar a los miembros del grupo en su camino, o de hombría o de la espiritualidad, es decir formaban parte muy importante en la educación y el crecimiento personal y social del individuo en cuestión.

Ahora, si hablamos hoy en día de un "trip" al tomar LSD, o si pensamos en el significado del nombre de, por ejemplo, la droga heroína, vemos claramente de que se trataba originalmente. Pero ahora no nos quedó de todo ello otra cosa, que el débil simulacro de lo que vendría a ser nuestra aspiración del, otra vez, Camino del Héroe.

Mediante estupefacientes, se hace este viaje ahora también, pero en forma abortada: en vez de realizarlo con el corazón y el espíritu, se fábrica para ello meramente una débil y muy quebradiza cáscara, vacío de todo contenido!

Otro aspecto está relacionado con la disolución de nuestra cobardía. Las drogas en general nos hacen sentir potentes e invencibles, y no por nada se popularizó tanto el uso de, por ejemplo, cocaína, por parte de la gente que realizan luego atracos criminales en una forma absolutamente desconsiderada y demente. Con ello no tienen generalmente noción de las consecuencias, tanto para los otros como también para ellos mismos.

Vemos entonces que en los tres mencionados casos de drogadicción, la fuerza principal que motiva, es principalmente doble: por un lado se trata de generar coraje artificial para contrarrestar nuestra en realidad cobardía, y por el otro lado crean estas drogas un mundo de ilusiones, en el cual podemos soñar y vagar en una nebuloso sin limites, dentro de la cual todo es posible.

Desde el punto de vista arquetípico es bastante claro de que se trata: todo eso está íntimamente relacionado con la idea de Neptuno por un lado y de Marte por el otro, o sea se puede manifestar, sin mucha posibilidad de equivocación, que el mal uso de las drogas es principalmente un mal vivido Marte y un mal vivido Neptuno!

Ahora, que significa eso y que podemos hacer al respecto, sobre eso hablaré un poca más adelante.

Drogas que no parecen serlo

Posiblemente muchos de Uds., inclusive yo, podríamos pensar, pobrecitos los cocodrilos, menos mal que yo no tengo nada que ver con todo eso! Pero es realmente así?

Qué pasa con la adicción al trabajo? Con la que busca el éxito a toda costa? La que nos hace adquirir constantemente cosas? La que nos hace juntar estampillas y nos hace sentir lo más infeliz si no conseguimos también esta edición especial conmemorativa del año 1929?

O con la adicción a los remedios, y me refiero no solamente a los clásicos, sino también a los alternativos? Hay adictos hasta al té de tilo o de manzanilla, y también, desde ya, a la Aromaterapia! Y también a la comida! No es lo mismo que la del alcohol o la de la cocaína? Naturalmente que si! No hay mucha diferencia, y otra vez puede manifestarse, sin posibilidad de error, que también por sobrealimentación se mueren hoy en día muchísima más gente que debido al mal uso de las drogas pesadas, pero por suerte la DEA hasta ahora no se dio cuenta de ello, sino ya estaríamos montones (yo incluido) detrás de las rejas.

No quiero exagerar con todo eso, y, desde ya, es aceptable pensar que un borracho crónico es un poco más "adicto" que un ferviente coleccionador de tapitas de gaseosas, razón por la cual me quiero concentrar en analizar que soluciones podríamos encontrar en los casos de las "reales" adicciones.

Para ello quiero ir en dos etapas:

  • En la primera de ellas enfoco las posibilidades que tenemos para empezar a "curar" un estado de drogadependencia en forma más o menos tradicional, pero basado en la Medicina Alternativa, y dentro de ella, especialmente en la Aromaterapia.

  • En la segunda miraremos las fuerzas que realmente rigen el asunto, a saber los encuadres arquetípicos que marcan estas situaciones, y las que al mismo tiempo nos ofrecerían la llave maestra para abrir las puertas que llevan a la libertad

Veamos entonces primeramente las posibilidades aromaterapéuticas para encarar, por ejemplo, un posible cuadro de alcoholismo:

Aromaterapia en caso de alcoholismo

Un acercamiento válido en este caso es la forma como ciertos médicos homeópatas determinan los medicamentos para sus pacientes. No sería un enfoque unicista, tal como lo ideó Hahnemann, sino más bien basado en una atomización del problema (enfermedad) en sus variadas facetas, buscando entonces para cada una de ellas "el" remedio.

Luego se hace el análisis de todos estos curativos encontrados, y se elige el que más veces apareció, respectivamente en caso de la Aromaterapia, se prepara una adecuada mezcla de los más sugerentes.

Este procedimiento resulta interesante para encarar situaciones complejas, como asma, anorexia, depresión, etc., y en forma especial también para lidiar con situaciones de adicción.

Veamos entonces cómo funcionaría eso en caso de alcoholismo, analizando por un lado los diferentes síntomas de esa enfermedad y por otro lado las razones primarias que pueden llevar a ello, desconsiderando por el momento el trasfondo arquetípico, al cual me dedico más adelante.

No soy experto en alcoholismo, y no pretendo por lo tanto, que el siguiente cuadro sea completo, pero de todos modos servirá para que un profesional especializado capte la idea, la amplíe y la profundice correspondientemente.

El asunto, en caso del alcoholismo, sería entonces más o menos así:

Posibilidades del origen del problema

  • Falta de amor, soledad, depresión, tristeza.
  • Inseguridad, miedos, falta de coraje, falta de proyectos.
  • Agresividad reprimida
  • Mal ambiente familiar, falta de trabajo, falta de dinero, nerviosismo, tensión.
  • Sobreprotección durante la infancia y/o adolescencia.

Principales daños físicos originados por el mal uso de alcohol

  • Intoxicación general, especialmente del hígado.
  • Mala piel.
  • Mal pelo.

Enfoque terapéutico para:

Falta de amor, soledad, depresión, tristeza

Para ello debemos pensar preferentemente en los aceites chacoteros, los que te hacen tomar un poco en solfa la vida (los "embriagantes"), pero también los que rompen la pachorra, generando el impulso de realizar tareas postergadas. No hay mejor antidepresivo que un par de zapatos recién lustrados, después de haberlos usado durante días en estado mugriento! Para ello se prestan sobre todo las esencias: Benjuí, Bergamota, Geranio, Jazmín, Lavanda, Mandarina, Manzanilla, Naranja, Nerolí, Palo de rosa, Pomelo, Romero, Rosa, Salvia sclarea, Tonka, Ylang Ylang.

Inseguridad, miedos, falta de coraje, falta de proyectos

Ayudan en estos casos los aceites de la autoestima y los "reales", los que nos hacen sentir nobles y los que nos dan fuerza: Albahaca, Angélica, Cedro, Ciprés, Rosa, Vetiver.

Agresividad reprimida

En este caso sirven los aceites de Bergamota, Cedro, Lemongrass, Manzanilla, Menta, Nerolí, Rosa, Romero, Salvia Sclarea y Ysopo. También muy bueno Salvia officinalis, pero este aceite solamente en evaporador, nunca sobre el cuerpo, ni ingeriéndolo!

Mal ambiente familiar, falta de trabajo, falta de dinero , sobreprotección durante la infancia y/o adolescencia

El origen de estas situaciones es generalmente la desconfianza que tenemos en nosotros mismos, en nuestro destino y en el sentido de la vida. Esto se soluciona normalmente al encarar lo anterior mencionado, a saber: inseguridad, tristeza, falta de proyectos, etc.

La búsqueda religiosa y el encuentro con nuestro propio camino espiritual, también suelen minimizar estos problemas.

Aceites que ayudan en lo último son: Angélica, Mirta, Sándalo, Ysopo.

Nerviosismo, tensión

Para armonizar los nervios sirven casi todos los aceites esenciales, pero los más adecuados son para ello Lavanda, aceite principal para actuar benéficamente sobre nuestro sistema nervioso central, y luego Benjuí, Geranio, Melisa, Nerolí, Rosa, Ylang Ylang.

Intoxicación general, especialmente del hígado

Existen aceites especialmente "purificadores", pero es razonable ayudarles en lo posible en su tarea, vale decir que no es bueno seguir cargando toxinas al cuerpo, "arreglando" luego la situación simplemente mediante la posterior aplicación de unos aceititos o cosas similares.

De todos modos nos ayudan en la tarea: Ciprés, Enebro, Geranio, Hinojo.

Dentro de los aceites encontramos al Romero, prestando especial servicio para desintoxicar al hígado, y para ello además, dentro de la fitoterapia en general, los preparados a base de las semillas del cardo mariano (de especial uso inclusive para casos graves de cirrosis!). También el té de Boldo es bueno para el hígado y para la vesícula, pero debe tenerse cuidado de ni tomarlo en sobre dosis, ni por tiempo prolongado, sino puede hacer mal, especialmente a la vista!

Un remedio casero, también excelente para ayudar al hígado, y no solamente para uso de ex-borrachos, sino también para los adictos al lechón o a los Bon-o-Bon, es colocarse una bolsa (de goma) de agua muy caliente, envuelta en un género húmedo caliente, y todo eso a su vez envuelto en una toalla seca sobre la zona del hígado. Se deja eso allí por unas horas, inclusive se puede dormir mientras tanto una siestita. El resultado para el hígado será excelente.

Otra estrategia de desintoxicación y regeneración del hígado y del cuerpo en general, sería realizar cada tanto un ayuno de algunos días. No es nada grave, y lo digo por propia experiencia. Mi ayuno más largo fue por ejemplo de 17 días consecutivos, sin comer absolutamente nada, ingiriendo solamente agua y tés herbales y lo pasé bárbaro, y eso que no soy justamente un asceta.

Desde ya, sin experiencia en ello, debe encarar uno un ayuno de este tipo solamente bajo control médico.

Mala piel

Para mejorar esta situación nos sirven varios aceites. Los más aptos al respecto son: Achillea, Manzanilla, Benjuí, Geranio, Jazmín, Naranja, Nerolí, Palo de rosa, Vetiver, Ylang Ylang, todos ellos usados en adecuadas mezclas de aceites corporales o de masaje.

Aparte de ello recomiendo, tanto para mejorar el estado de la piel como también el del pelo, el gel de aloe, especialmente del Aloe del cabo que es el de hojas anchas, con manchas blancas sobre ellas.

No quiero entrar en este lugar en muchos detalles al respecto, salvo repetir lo dicho también en otro lugar que el gel de aloe es una sustancia casi milagrosa para el cuidado de nuestra piel.

Mal pelo

Para ello sirven: Manzanilla, especialmente para pelo rubio y Romero para todo tipo de pelo. Bueno también es el Ylang Ylang, y, otra vez, también el mencionado gel de aloe.

Aplicación Práctica de esta Terapia con Esencias

Con un poco de práctica se pueden lograr excelentes mezclas, utilizando para cada una de ellas 4 ó máximo 5 de los mencionados aceites. La ventaja de ello es, que por un lado se evita así crear una "dependencia" a ciertos aceites y por otro lado, de por sí es necesario para mantener su buen accionar, cambiar cada 2 - 3 semanas el tipo de aceites usados.

Para formular entonces una mezcla, se remarcan primeramente los aceites que más se repiten en los distintos síntomas, teniendo en cuenta especialmente los más "efectivos", pero desde ya también su disponibilidad y su costo.

Una adecuada primera selección de los favoritos podrían ser entonces en nuestro caso por ejemplo las siguientes mezclas:

Lavanda Lavanda Romero
Angélica Vetiver Ciprés
Salvia sclarea Salvia sclarea Hinojo
Bergamota Ylang Ylang Bergamota

En la elección de los aceites debe prestarse atención a las pautas generales de seguridad al respecto, como por ejemplo no administrar aceite de romero a personas con elevada presión sanguínea, y sobre todo en este especial ejemplo, no usar Salvia sclarea junto a la injerencia de alcohol, etc. Luego hay que seguir las pautas de uso de aceites esenciales, de acuerdo si los aplicamos en evaporadoras, baños de inmersión, masaje, etc. Información básica al respecto puede encontrarse en nuestra Enciclopedia Aromaterapeutica.

Aparte de eso existe una casi infinita cantidad de posibilidades. La desición acerca de las composiciones a elegir depende de las características especiales de cada caso, pero además en buena manera también de las preferencias de la persona, en lo que refiere a las fragancias. Al respecto resulta quizás interesante la lectura de mi exposición sobre Aromaterapia olfativa.

Ahora prepárense, que viene jugosa la cosa!

Para entrar en calor recomiendo que lean y mastiquen primeramente el escrito sobre arquetipos, y, mejor aún, también el articulo de Ruediger Dahlke "Enfermedad como lenguaje del alma", como para que estén armados para lo que viene:

Quiero repetir la idea básica de la argumentación: nada de lo que pasa, nos viene porque si al tun tun; todo se encuadra dentro de un plan maestro, con lineamientos generales prefijadas, pero dentro del cual tenemos amplia libertad, como para movernos casi a piacere.

¿Qué significa eso entonces dentro de la temática adicción y búsqueda?

En ello se involucran principalmente dos tipos de fuerza, las que podemos llamar marcianas (arianas) y neptunianas (piscianas). Ahora si uno sigue esa línea de pensar, podría meterse en esa misma canasta también, y eso especialmente relacionado con el fumar y el comer, a la idea venusina (en este caso taurina y no libriana).

Para no dispersar, me limito en este momento a entrar en detalles solamente respecto a las ideas Neptuno/Piscis y Marte/Aries, por estar éstas dos en primerísimo lugar relacionadas con todo lo que es drogadicción "en serio".

Los de Uds. que saben de astrología, entienden de lo que estoy hablando, y a los otros les pido por el momento un acto de fe: no duden, sino créenme simplemente y sigan leyendo!

En el ciclo del zodíaco están Aries y Piscis pegados uno al otro. Aries representa el comienzo y Piscis el final.

Con Aries empieza el camino, la búsqueda, la colonización, el viaje material que termina, justamente con Piscis que a su vez es la disolución de justamente lo material, pero al mismo tiempo el comienzo de otro tipo de búsqueda, que sería la de los valores transmateriales.

Podemos decir también que en la búsqueda de este último tramo del camino, tendremos que transitar antes inexorablemente el primero, y este primero vendría ser ese famoso viaje del héroe, que todos buscamos, con cierta alegría, con cierto temor y con absoluta ignorancia acerca de cómo podría desarollarse.

No hay tours, ni paquetes turísticos, ni viajes grupales al respecto. Podemos tener una leve idea de que se trata, si leemos o escuchemos con atención los cuentos mitológicos al respecto, como por ejemplo los de los Argonautas, o los viajes de Odysseus, las tareas de Hércules, las leyendas de la búsqueda del Santo Grial etc., etc. Pero no nos confundamos; este, nuestro propio Viaje del Héroe podemos hacerlo tranquilamente también, y hasta quizás con mas peligros involucrados, en las calles o plazas de Buenos Aires, o, inclusive hasta sin salir, en nuestro propio hogar, o en la oficina, o en la fabrica, o en el club o donde sea. Por todos lados hay problemas para enfrentar, vellos dorados para encontrar, y proyectos para caminar. Y para eso se necesita coraje y justamente todo eso tiene que ver con la idea simbolizada por Aries.

Ahora, si no juntamos este coraje, entonces tapamos esta falta muchas veces con estas tranquilizadoras pitadas o embriagantes chupadas de cerveza, whisky o de Fernet-Cola.

Claro está, que podemos encarar el asunto también al revés: si estamos harto de estos baratos reemplazos heroicos, podremos enfrentar también seriamente nuestras tareas, y entonces, como por arte de magia, el tabaco y la comida y el alcohol o las demás drogas similares, automáticamente su ubicarán en segundo o tercera fila, donde podrán mantener un cierto protagonismo, pero no más el predominante y esclavizante de hasta ahora!

Hasta ahí supongo se capta bastante bien, como es el asunto de la idea marte, pero como es entonces con Neptuno o Piscis?

Para entender eso tenemos que tener en cuenta que cada cosa, inclusive cada idea se ubica "arquetípicamente" en algún casillero, y así cabe el tema de drogadicción predominantemente dentro del "casillero" Piscis, y allí se encuentra en compañía del animal camaleón, con la profesión de espía, con la planta alga, con los cuadros surrealistas, con las vacaciones en un ashram o en la isla de Avalon, con el deporte del snorkeling, con la música de Enya y con manifestaciones como por ejemplo las siguientes:

"Lamentablemente en este mundo, pero por suerte no de este mundo."

"No llego entender donde termino yo, y donde empiezan los otros."

"Estoy en todo y todo esta en mi."

"Todo lo que quiere hacer con su vida, es perderla en alguna parte."

Etc. etc. etc...

Supongo que se capta con eso lo que es una ideología pisciana!?

Un drogadicto no llega a su situación así no más; ni porque encuentra por casualidad en la calle un paquetito de marihuana, tampoco porque algún amigo le invita compartir alguna aguja. Se tropieza con esa alternativo principalmente o por un estado de miedo que le invade por una mal manejada conducta ariana, o por una situación neptuniana que tiene que atravesar. El dependiente de drogas eligió a primera vista en forma coherente, pero se equivoca en la ejecución, ya que ingiere meramente la forma material de su tema, descartando lo más importante que es la idea de fondo. Por eso se enferma en la idea y finalmente reventará, si no cambia el rumbo.

La idea pisciana es muy fuerte, y bastante compleja para captar, y por ende también las equivocaciones en ello son igualmente pesados. Si hablamos en general de enfermedades piscianas, nos topamos con Alzheimer, psicosis, envenenamientos paulatinos, paralizaciones y justamente también de drogadicción, o sea todos temas de gravedad!

La forma de solucionar arquetípicamente estas situaciones es encontrar un adecuado sustituto a los polvitos, y este sustituto debe ser algo coherente dentro de la misma "ideología" neptuniana.

El asunto es entonces, que si a una persona le toca vivir una situación neptuniana, no tiene por cierto escape a ello, pero si pueda asumir dentro de la ofertas arquetípicas de Neptuno, las que más le gustan o convienen: o elige pichicatearse, o se mete en alguna secta o alguna otra actividad bien mística, con montón de sahumerios, hippies, mantras y mambos por el estilo. Cualquier cosa de estas funcionará!

Es ésta también la razón por la cual en la rehabilitación de drogadictos no tiene mucho sentido meter a los chicos en ambientes austeros y serios, como un convento, o a una granja, etc., salvo que se crea ahí también un ambiente místico.

Trabajar la tierra puede ser muy bueno en rehabilitación, pero solamente por un muy breve lapso, como para enraizar a la persona otra vez, pero luego hay que darle decididamente eso que pide dentro de su necesidad arquetípica, y el ambiente, tanto en los reformatorios, como también en la más linda granja, se ubica arquetípicamente generalmente en otros niveles, que no tienen absolutamente nada que ver con lo que necesita una persona que debe vivir en buena forma su Neptuno.

Ahora, una situación neptuniana o pisceana no tiene que ver necesariamente con el hecho que una persona esté nacida bajo el signo de Piscis, sino el tema le puede aparecer también a cualquier leonino, capricorniano, libriano o lo que sea.

Nuestro instinto nos pueda alertar, si nos toca o no tal situación. Si no confiamos en el, es simplemente cuestión de conseguirse una carta astral o revolución solar bien hecha.

Para que no cunda el pánico: no todas las situaciones neptunianas llevan a la drogadicción, Este alternativa es de todas formas solamente un magro y debilucho reemplazo de otras posibles actitudes piscianas, dentro de la al principio mencionada Suche, de la búsqueda de nuestro camino espiritual.

Si tenemos eso más o menos claro, podremos encontrar entonces más fácil una salida del problema en cuestión.

Buenas terapias al respecto son tratamientos con Flores de Bach y también los homeopáticos, las que en si ya llevan incorporados un claro mensaje pisciano, tratándose, en parte inclusive, de sustancias venenosas, si lo quiere llamar malignas, que fueron transformados por su espiritualización en sanadoras.

Dentro de las esencias aromaterapéuticas puedo recomendar para el caso todo los "místicos": sobre todo incienso, patchouli, sándalo etc. y desde ya todo tipo de humos de incienso de aromas adecuada, pero nada de durazno, manzana y similares, please!!

Ahora ésta idea tiene, al igual como cualquier otra, un claro camino en su desarrollo ético, tal como lo muestra su pirámide de evolución:

PISCIS: EL CAMINO DE LA ABNEGACIÓN

ESTAR EN UNIÓN CON TODO

AMOR UNIVERSAL - ABNEGACIÓN - SABIDURIA

AMOR AL PRÓJIMO - MEDIALIDAD - ENTREGA

COMPASIÓN - FANTASIA - INTUCIÓN - SENSIBILIDAD

SENTIRSE EXPUESTO - DEVOCIÓN - SOLEDAD - FLEMA

ESTAR PERDIDO - SIN ORIENTACIÓN - VULNERABLE - DEBILIDAD

AUTOCOMPASIÓN - FALTA DE TRANSPARENCIA - SECRETEO

RESIGNACIÓN

ALUCINACIÓN - ENGAÑO - ESTAFA - ILUSIÓN - MENTIRA

PARALIZACIÓN

DESCOMPOSICIÓN

Interesante en el contexto, y con eso finalizo, algo que dijo Walt Disney: "If we can dream it, we can do it. Si lo podemos soñar, lo podremos hacer."

Copyright © 2000 Carlos Drescher

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.