Chilka
Merlo, San Luis
Argentina
Menú | Parte 1 | 2 | 3 | 4 | Formato imprimible


DEFENSA ADQUIRIDA

Aromatherapy - An A to Z (haga click para comprarlo)

Aromatherapy - An A to Z
por Patricia Davis

Los actores de la primera línea de esta defensa, son los glóbulos blancos, producidos principalmente en la glándula timo, en la médula ósea y en el bazo.

Tenemos allí por una lado a los Fagocitos, que son grandes células blancas que “envuelven” y aniquilan partículas extrañas como p.e. bacterias, pero también eliminan deshechos corporales propios, como células muertas etc. Son verdaderas “carroñeras”, como las llama la aromaterapeuta inglesa Patricia Davis.

El pus de una herida o el moco bronquial está compuesto mayormente por Fagocitos muertos!

DEFENSA CON MEMORIA

Los Fagocitos pueden prestarnos una buena ayuda básica, pero complementario a la labor de ellos contamos también con los servicios de otros organismos como los Linfocitos B y T,  que producen a su vez anticuerpos “inteligentes” que calzan como “hembra”, específicamente preparados para su correspondiente  “macho invasor”, al que reconocen.

Alguna teoría dice que logran eso debido a detalles de la superficie de su estructura celular y otra  presenta la idea que ese reconocimiento tiene que ver con diferencias en su base genética.

Si tenemos en cuenta que nuestro cuerpo puede generar más de 1000 millones de diferentes tipos de estos cazadores especializados, los que llevan c/u consigo el identikit de su enemigo personal, podemos apreciar y admirar la complejidad de todo este fabuloso sistema.

Entre los Linfocitos T contamos con las así llamadas células “T asesinas” (T-Natural Killer), las que son capaces de perforar células cancerígenas para drenarlas para que así se sequen.

Luego tenemos las células ”T colaboradoras”,  que activan y coordinan la producción de los anticuerpos por parte de las células B,  y además existen las muy importantes células  “ T-supresoras”, cuya función es echar agua sobre las llamas, en cuanto el peligro haya pasado.

Lamentablemente esa desaceleración no funciona siempre bien y entonces el sistema inmunológico sigue de alguna forma activo, pero se dirige de repente contra nuestro propio organismo, y entonces podremos tener, sin saber por qué, algún problema estomacal, o de intestino, debilidad muscular o hasta p.e. un problema con Esclerosis Múltiple.

También las alergias tienen generalmente su origen físico en el descontrol del sistema inmunológico, en cuando este es demasiado exigido.

 

 

 

 

 

 

Son verdaderas “carroñeras”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Echar agua sobre las llamas

El factor desencadenante de ese descontrol puede ser heredado, pero también puede ser provocado por circunstancias del medio ambiente o de mala calidad de vida: Estrés permanente, miedos, etc

Existen también otras formas de malfuncionamiento de nuestro sistema inmunológico y una de las más trágicas, conocida hasta ahora, es la relacionada con la infección mediante los virus denominados HIV 1 y HIV 2, o sea los virus del SIDA.

Estos virus se hospedan en las propias células del sistema inmunológico a las que debilitan y finalmente matan. Usan para ello preferentemente las células T-colaboradoras pero también las T-asesinas y los linfocitos B.

Por suerte no siempre se llega en estas situaciones al extremo; muchas veces queda el virus simplemente hospedado en las células, sin reproducirse por lapso de años o por toda la vida. Si dispara o no depende entre otras de la fuerza y la estabilidad del sistema inmunológico.

 

OTROS FACTORES QUE INFLUYEN TAMBIEN SOBRE EL SISTEMA

  • Alimentación

  • Agilidad física

  • Consumo de medicamentos

  • Alcohol / Nicotina y otra drogas

  • Luz artificial/natural

  • Edad

  • Excesivo estrés

  • Buena o mala onda en la vida diaria

  • Descanso adecuado

  • Proyecto de vida o falta de ello

  • Situación laboral/económica

  • Amor o falta de ello

  • Respiración

La situación hormonal juega en ese contexto también un papel positivo muy importante, sobre todo las endorfinas (las hormonas de la alegría y de la buena onda), pero en cierto modo también la adrenalina, en cuanto esté producida por estrés moderado de poca duración. Me refiero con ello más que nada al estrés “creativo”,  alternado por siguientes períodos de relajamiento (Homeostasis).

Podemos visualizar el funcionamiento homeostático hormonal en forma de un corazón invertido, con las energias pulsando dentro de un circuito de autoalimentación positiva, que sería exactamente lo contrario del circulo depresivo destructivo que tanto tiene que ver justamente con el debilitamiento de nuestro sistema inmunológico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las hormonas de la buena onda

Volver atrás...Seguir

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.