Chilka
Merlo, San Luis
Argentina
Menú | Parte 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Formato imprimible


Una inflamación, por el otro lado, es la expresión de un conflicto: organismos patogénicos luchan contra nuestros anticuerpos y los métodos que usan son claramente agresivos: ellos atacan, bloquean y matan. También los macrófagos (traducido literalmente como "grandes devoradores") dan igualmente ningún cuartel; se tiran estilo kamikaze contra los patogénicos y mueren luego
junto con ellos.

Todo eso indicaría que una pulmonía refleja un conflicto en el área de la comunicación.

La frecuente incidencia de justamente pulmonía en las estaciones de terapia intensiva es también prueba de ello. No podría ser causada principal -y únicamente por patógenos,ya que en estos lugares suele haber mucho menor presencia de ellos que en cualquier otro lado. No obstante, en cuando en esta situación la única forma de mantener contacto con el mundo, se reduce solamente a una comunicación vía un par de tubos plásticos, entonces muchas personas desarrollan un problema de contacto, el cual, por falta de otras formas de expresión, puede manifestarse por ejemplo justamente en forma de pulmonía.

La medicina esotérica asume que todo evento físico es la expresión de una agenda psicológica escondida. Si tapamos la manifestación física, logramos solamente refortalecer al problema psicológico. Ignorar un síntoma tiene el sólo efecto de correrlo hacia un lado, hacia el subconsciente o la "sombra".

Esa forma de desplazamiento del síntoma sería impensable en otras áreas, por ejemplo dentro de sistemas técnicos. Si se enciende la lámpara de alarma en una máquina, ni soñando trataríamos solucionar el problema, desenroscandola para que no nos moleste más. No obstante, en caso de dolor de cabeza o de otros dolores, no nos parece mal anular la señal de alerta, tomando por ejemplo remedios analgésicos. Se puede decir sin equivocarse que, siguiendo este procedimiento de querer meramente eliminar al síntoma, este es entonces guiado de órgano a órgano y el paciente de especialista a especialista.

Gracias a la física sabemos ya desde tiempo que nada puede ser creado
por nosotros: Materia y energía pueden ser solamente transformadas
de una forma a la otra, y debido a eso es obvio que nuestro acercamiento puede consistir solamente en desplazar síntomas, pero nunca
en eliminarlos. Ahora si,
un desplazamiento vertical,
que significa llevarlos desde
el nivel físico hacia el espiritual, tiene mucho más chances de
lograr la curación que uno meramente restricto al nivel físico.

Síntomas aparecen en cuando una persona afectada se resiste confrontar conscientemente a un tema: el problema se transmute entonces al nivel del cuerpo físico y se materializa allí. Si entonces él/ella quiere resolver este asunto, no hace ningún sentido, querer eliminar meramente sus manifestaciones físicas mediante productos químicos (por ejemplo cortisonas) o tampoco mediante ejercicios mentales (como afirmaciones o terapia de conducta). Justo al contrario; es entonces necesario reconocer el verdadero problema, escondido detrás de los síntomas físicos. Ahora, una vez que éste haya sido enfocado, existe por lo menos una chance de resolverlo. Además el cuerpo estaría entonces liberado de su necesidad de explayar el problema sintomáticamente.

El cuerpo es de hecho meramente un alternativo escenario de nuestra consciente existencia. Si nos rehusamos permitir que un tema sea presentada en nuestra conciencia, entonces se materializará en forma física.

De eso surge que la enfermedad es otra forma que nos permite aprender.

Seguir


Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.