Chilka
Merlo, San Luis
Argentina
Menú | Parte 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Formato imprimible

Es indistinto si compartimos o no la esperanza de la medicina, que todas las enfermedades sean alguna vez aniquiladas; en este momento, la perfecta salud no es algo de este mundo!

Es posible oponerse a ese hecho en forma más bien agresiva, tal como lo hacen tanto la medicina ortodoxa, como también la "natural", o sino aceptarlo, como lo enseñan las tradiciones religiosas y esotéricas. De todas formas, el complejo de la enfermedad constituye desde siempre una de las grandes tareas de la humanidad.

El acercamiento agresivo del practicante médico constitye en generar una alianza con el paciente contra los síntomas, para tratar de eliminarlas lo más rápidamente posible. El acercamiento esotérico, el
cual trato de presentar aquí, es justo lo contrario: el doctor hace alianza con el síntoma y trata de reconocer que es lo
que le falta al paciente y cual podría ser
la causa de ello. Un sentido es aportado
a los sintomas, en la medida que ellos son interpretados. Eso, de hecho, no es un
paso inusual y es también cosa común
en nuestra vida diaria.

Estamos acostumbrados a dar sentido a todo y estaríamos fuera de órbita si fallamos en ello. Asumimos por ejemplo que alguien nos de la siguiente contestación a nuestra pregunta acerca de la última obra de teatro: "El escenario tenia las medidas de 4 por 6 metros, con una altura de 2 metros; había 8 actores, dos hombres y seis mujeres, sus trajes estaban confeccionados por "x" metros de seda y por "y" metros de lino, el escenario estaba iluminado con tantos luz, etc. etc.".

Con esta contestación estaríamos probablemente bastante desconcertados, ya que en realidad habíamos esperado una interpretación del contenido de la obra y no una descripción de los detalles formales externos.


Ahora algo que nos es tan obvio con relación al teatro, no nos parece tan así, en cuanto se refiere a la medicina.

Si un paciente retorna a su medico clínico tres días después de su examen inicial, este le comunica que sus análisis de sangre y orina obtuvieren tal o cual resultado, que su presión sanguínea era "x", y su temperatura corporal "y",
que una sombra fue visible en su radiografía y el Electro-Cardiograma dió el siguiente resultado.

Sorpresivamente el paciente no se indigna con eso, sino acredita al doctor y a sus métodos científicos todos los respetos, a pesar que también en este caso la preocupación es más bien relacionada con la forma y no tanto con el contenido. Solamente en cuanto el clínico interpreta todos los resultados y pronuncia las palabras las que el paciente estuvo esperando: "eso indica que Ud. tiene pulmonía", recién entonces allí todo ese proceso empieza tener algún sentido.


No obstante queda la pregunta, por qué deberíamos pararnos en
ese punto, en cuanto en realidad justamente ahora
el asunto se está poniendo interesante para
el paciente?


Seria perfectamente posible examinar el significado de inflamación y de pulmón y en ese sentido sabemos por ejemplo que los pulmones son gobernados por el principio del contacto y de la comunicación;no por nada son responsables del intercambio de gases y de nuestro hablar, el que depende principalmente de las modulaciones de la corriente de aire que exhalamos.

Seguir

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.