Chilka
Merlo, San Luis
Argentina













"Si alguien es capaz de
relacionar todas las
propiedades
de la menta, sin duda sabrá
también cuantos peces nadan
en el océano índico."



......Eso dijo un tal Wilafried de Strabo por allí, en el siglo XII, y evidentemente sabía lo que decía, referiéndose a las múltiples prestaciones que nos ofrece esta hierba que conocemos como menta, y la que acompaña a la humanidad ya durante miles de años, deleitando- y cuidándonos.

Y ni siquiera es una aristócrata, sino, y sin querer ofender, puede decirse que las plantas que conocemos como "menta", se desarrollaron en el curso de los siglos en forma de verdadera bastardización, entremezclándose continuamente. Pero no obstante, e igual que los buenos perros callejeros, son nuestros incondicionales amigos y defensores. Y es por eso que nunca debería faltar en nuestro botiquín de viaje un buen aceite de menta!








Mentha sp



a menta, en sus distintas variedades, es una planta que crece especialmente bien en lugares húmedos, donde se suele cruzar con facilidad entre sus diferentes variedades. Ahora el tipo actualmente más usado en aromaterapia, es la Mentha piperita, la Peppermint, una versión hibrida de menta, que apareció en el siglo 17 en Inglaterra, justamente como variante "bastarda" entre la Mentha acuatica y la Mentha spicata. Ahora, una vez, reconocidas sus características sobresalientes, fue cultivada desde aquél entonces.

Es una planta herbácea, de la familia de las labradas, de unos 50-80 centímetros de altura, cuyas pequeñas hojas tienen una forma ovalada y cuyas flores son de color rosa hasta púrpura. Su aceite esencial, que se extrae de sus partes aéreas, apenas floreadas, es casi incoloro, o sino tiene un color amarillo muy claro. Su olor es fresco y fuerte.





ALGO DE HISTORIA

El aceite de menta encuentra ya desde la antigüedad múltiples aplicaciones para contrarrestar muchas de las pequeñas molestias que nos ocurren cada tanto. En el papiro Ebers, una colección de recetas medicinales del año 1550 a.C., ya está mencionada explícitamente. Los egipcios usaron la planta en las formulaciones de varias medicinas, especialmente para contrarrestar dolores del vientre. Arqueólogos han encontrado ramas de menta en tumbas egipcias, pero hasta ahora no se pudo determinar la relación que para ellos tenía esta planta con la muerte.

En Japón y especialmente en la China, a su vez, se empezó usar la menta (variante "arvensis") ya desde hace más de 2000años.

La leyenda griega cuenta que el dios Plutón, amo del Averno se enamoró apasionadamente de la bella ninfa Mentha. Enterándose de esa relación, Persephone, su esposa, se puso furiosa y aplastó a la pobre ninfa a pisotazos. Plutón entonces convirtió a Mentha en una hierba para, al menos, salvar su vida en esta forma.

Tanto los griegos como los romanos utilizaron la menta contra dolores de cabeza y mareos y también contra el malestar, provocado muchas veces por sus exuberantes banquetes.



SU USO

El aceite de menta es uno de los más usados en Aromaterapia y es de los muy pocos que se pueden usar en ciertas aplicaciones con cuidado y moderación, en forma pura, sin ser diluido.

El cuerpo humano está mayoritariamente constituido por líquidos que sirven por un lado para alimentar los tejidos y sus distintos partes funcionales, y por el otro lado cumplen el rol de eliminar los deshechos, las toxinas y los demás elementos dañinos.

El aceite de menta tiene la propiedad de poder ayudar el fluir de estos líquidos, debido a su poder de dilatación de la estructura muscular y de los vasos sanguíneos; así llega más oxígeno y nutrientes a las células y por el otro lado se facilita el drenaje de los deshechos a través del sistema linfático.

El aceite de menta tiene en este sentido un poder regulador, ya que ayuda a drenar pero también provoca mayor flujo del liquido linfático en caso de ser necesario.

Casi no existe parte de nuestro cuerpo donde la esencia de menta no pueda actuar en forma benéfica!

Otra de sus tantas funciones bondadosas, es su rol sobre el actuar del bazo, órgano linfático que cumple la importantísima misión de purificar la sangre y, sobre todo, de producir también las células linfáticas, las células "devoradoras", cuya función es eliminar tanto "visitantes" no deseados, como también células enfermas.

La menta relaja la musculatura del bazo y le permite así recibir más sangre para su limpieza y por el otro lado provoca también la generación de mayor cantidad de células defensoras y de glóbulos blancos.

Por el otro lado se aplica también el aceite de menta para curar problemas de las vías respiratorias. Es antiséptico, antiespasmódico y refresca la nariz, la garganta y la cabeza. Se usa en caso de gripe, resfriados, tos y molestias asmáticas. Es expectorante y se recomienda inhalarlo (poniendo 4-5 gotas del aceite en agua caliente, inhalando los vapores, pero con cuidado para que no lleguen a los ojos) o frotar suavemente 1-2 gotas sobre las zonas problemáticas, como el pecho o debajo de la nariz. También pueden colocarse simplemente una ó dos gotas de la esencia sobre un pañuelo e inhalar el aroma.

Tiene un efecto muy refrescante y depurativo sobre la piel. La calma si es irritada, limpia sus poros y retiene su humedad y su elasticidad natural, evitando envejecimiento prematuro. Se puede aplicar en baños ó mediante masaje, pero en este caso debe cuidarse de usar la esencia solamente en muy baja concentración, sobre todo también porque tiene un efecto de generar una fuerte sensación de frío sobre la piel.

Zonas puntuales pueden tratarse con la esencia pura pero en caso de tratar superficies más amplias debe usarse una mezcla con algún aceite base, con no más del 0,5 % de esencia.(5 gotas de menta sobre 50 ml de aceite base). Debe tenerse además la precaución de no aplicarlo sobre zonas de mucosa y cerca de los ojos, ya que provocaría irritaciones.

La menta alivia también problemas de digestión, debido a su efecto antiespasmódico y relajante. Se usa en caso de ardor ó de dolor de estómago, diarrea, flatulencias y también contra mareos y malestar nervioso por viaje.

Compresas ó masajes con aceite de menta ayudan a regular la temperatura en caso de calores de menopausia. Son útiles también para aliviar golpes, edemas y dolores musculares en general.

Cansancio ó falta de energía pueden alejarse, frotando suavemente unas gotas del aceite sobre la frente y las sienes.

El aceite esencial de la menta, con su olor refrescante, trae efectos estimulantes, tanto al cuerpo como al espíritu. Su aroma ayuda a aclarar la mente y mejora la concentración y la memoria. Es tonificante para las funciones mentales y recomendable en situaciones de alta concentración y trabajo intelectual. No por nada se ambientan hoy en día muchas oficinas japonesas en ciertos momentos del día con aceite esencial de menta!

Yo personalmente realizo de vez en cuando actos maquiavélicos con esa esencia; por ejemplo en cuando vuelven los concursantes de mis cursos después de la pausa del mediodía con la modorra habitual y en cuando veo entonces, que después de media hora de mi exposición, no obstante, de la indudable fascinación de mis palabras, a uno tras otro de los presentes se empiezan a cerrar los ojos. Viene entonces mi venganza y la superdemostración del poder aromaterapéutico de la menta, ya que le hago chupar a cada uno una gota de esencia de menta piperita y les aseguro, que no queda nadie, que sigue luego pensando en la siestita!!

Ese uso también es muy conveniente en el medio de largas y cansadoras reuniones de trabajo, donde suele ser más que conveniente mantener el enfoque y la claridad de las ideas, pero desde ya usando este verdadero arma con moderación, sino resultará un tiro por la culata!

Combinaciones interesantes se hacen mezclando menta por ejemplo con eucalipto, lavanda, romero pomelo o naranja.





ALGUNAS SUGERENCIAS

  • Resfríos, nariz tapada, cansancio, etc.: poner 2 - 3 gotas sobre un pañuelo e inhalar.
  • Dolor de cabeza, cansancio, etc.: frotar suavemente 1 - 2 gotas sobre la frente y las sienes.
  • Molestias estomacales leves, malestar nervioso por viaje, etc.: ingerir 1 - 2 gotas sobre un pancito de azúcar o en agua tibia.
  • Cuidado de la boca en gral., mal aliento, etc.: 1 - 2 gotas en un vaso y hacer buches.
  • Picaduras de insectos: poner 1 gota sobre la zona afectada. ( mejor para ese fin es, no obstante, el aceite de Lavanda ).
  • Dolor de garganta: poner una gota sobre la lengua. Es un procedimiento medio bruto, pero suele funcionar!
  • Pies cansados ó hinchados por calor ó por falta de movimiento ó mala circulación : poner en una palangana con agua tibia 4-5 gotas. Introducir los pies a la palangana y pasar esa mezcla agua-menta suavemente con la mano por los pies y por las piernas.
  • Para cambiar mediante el desparrame de unas gotas el ambiente por ejemplo en nuestra habitación de hotel, donde la noche anterior quizás habitaba un malvado fumador.
  • Para levantar el tono en mezclas de aceites esenciales que serían sino apagados o aburridos
El té de menta, preparado como infusión también nos es un apreciado acompañante desde ya mucho tiempo y, en países como por ejemplo Arabia por ejemplo, constituye aún hoy en día, una de las bebidas habituales más importantes.

Nosotros, en el Occidente apreciamos al par de su agradable, refrescante sabor, sobre todo también su valor terapéutico, especialmente en caso de problemas estomacales e intestinales. También suele lograr un benéfico accionar sobre el sistema biliar y también sobre nuestro hígado.

En caso de problemas estomacales viene muy bien tomar 3 veces por día una taza de té de menta sin endulzar, hecho la infusión tanto en forma pura, como eventualmente mezclada en partes iguales con flor de manzanilla.

Ahora, una advertencia: tanto el aceite esencial como también el té de menta, es decididamente algo para adultos, o a lo sumo para niños ya un poco crecidos, debido a que el mentol contenido en la planta y sobre todo en el aceite no es para lo chiquitos; les puede hacer muy mal!!! Y por ello, si tienen problemas de estomago, gases, etc., es mejor prepararles a ellos mejor un té de una mezcla de por ejemplo hinojo con anís y alcaravea, pero nunca de menta!





DIFERENTES TIPOS DE MENTA

Tal como enfatizado al comenzar, se nos presentan dentro del género menta una infinidad de diferentes variaciones, "especies" como los llamamos botánicamente, pero por fines prácticos me he concentrado en este trabajo, tal como ya indicado, principalmente a la mentha piperita, hoy la más usada en aromaterapia, pero bien me recuerdo que entré al mundo de la menta no a manos de ella, sino relacionado con una pariente más ancestral de la piperita, a saber la Mentha arvensis, de vasta divulgación en el oriente, especialmente en la China y en Japón. Y precisamente, me habían mencionado en aquel entonces en Alemania, en época en la cual ni siquiera había escuchada la palabra Aromaterapia, que debería juntarme con las famosas Japantropfen, las Gotas de Japón, que se vendían en las farmacias, "ya que son barbaras y sirven para cualquier cosa, en especial contra resfríos etc."

La menta arvensis tiene la característica especial de tener, por lo menos en su estado original, un contenido de mentol muy alto, por lo cual da una sensación de ser "muy fuerte", y ese alto contenido de mentol puede resultar a veces hasta en la solidificación de sus cristales a temperatura ambiente.

Para evitar eso, y además para obtener mentol en forma sólida para su conveniente uso en golosinas o productos cosméticos, se suele sacar muchas veces mentol de la esencia de mentha arvensis, lo que hace que el mismo no resulte demasiado adecuado para puristas aromaterapéuticos. Por esa razón, y por supuesto más bien motivado por razones comerciales, para acompañar el éxito de los "Japantropfen", sacaron luego en Alemania otro aceite, los "Chinatropfen", o sea las gotas Chinas, hechos ellas de Mentha piperita, con menos contenido natural de mentol, y por ende más suave y más redondo en su sabor y fragancia que la esencia de menta arvensis.

Al par de estos manejos comerciales algo turbios, corrió con el tiempo la voz de que se trata, y la gente interesada compra hoy en día mayormente liebre por liebre es decir en los negocios especializados o Mentha arvensis o Mentha piperita, pero ellos por su nombre verdadero y mayormente con conocimiento de causa.

Popular, especialmente entre los menores, es también la fragancia de la Mentha spicata, la Spearmint, debido a su rico sabor, apreciado principalmente en los chicles norteamericanos y en algunas pastas dentríficas.

La menta Spearmint es, por la ausencia de mentol, aún más dulzona que la piperita, con lo que resulta interesante para mezclarla con piperita, para obtener así un conjunto con bajo contenido de mentol, con lo que se hace apto para el tratamiento de niños, entiéndese de los de mediana edad, ya que para los muy chiquitos, la menta está directamente prohibida, justamente por su contenido en mentol.

Tenemos como última de los usados en Aromaterapia todavía la Mentha pulegium, la Pennyroyal, la que en manos de un experto, pero solamente muy experto en el tema, puede dar algún uso, pero en realidad debería ser evitado por todos, por el alto y peligroso contenido de la cetona pulegona que contiene su aceite. No por nada formaba en aquel entonces esta hierba importante parte en la utilería de toda bruja que tomaba en serio su oficio!





CONTRAINDICACIONES

No debe usarse el aceite de menta en caso de mal funcionamiento agudo del hígado, en caso de obstrucción de los conductos biliares, infección de la vesícula y obstrucción intestinal, ni en caso de úlceras estomacales.

Tampoco debe aplicarse en bebés y niños pequeños, debido al contenido de mentol de estos aceites. Lo mismo vale lógicamente para las madres en época de lactancia.

A pesar de sus múltiples cualidades beneficiosas no debemos usar ni el aceite de menta ni su té por tiempo prolongado, ya que eso, tal como en el caso de cualquier agente terapéutico, podría revertir su acción y/o provocar irritaciones. También debe tenerse en cuenta que la ayuda que puede brindar este tipo de elementos solamente debe usarse en caso de pequeñas molestias pasajeras; si el mal es mayor o persiste, siempre es necesaria la consulta médica.

La menta tampoco debe administrarse al par de medicamentos homeopáticos.





INFORMACION ADICIONAL SOBRE LA MENTA

Para el que está interesado en los aspectos arquetípicos que se materializan en esta hierba y a través de su aceite, puede encontrar ideas al respecto, haciendo clic aquí.



Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.