Chilka
Merlo, San Luis
Argentina



Fusiones desmesuradas de empresas, junto con la desaparición de empresarios genuinos

Casi todos los meses nos llegan noticias de alguna gran empresa internacional que se fusiona con otra y como primera medida quedan ya 3 ó 5 ó 8 mil personas despedidas y eso es solamente la visión oficial; de hecho los que sufren luego ese trauma son muchos más, ya que los despedidos no podrán más gastar la plata usual en sus proveedores habituales y estos, de rebote, pierden entonces también parte de su tradicional sustento.

Eso es tan obvio que cuesta aceptar que no se hace prácticamente nada al respecto, a pesar que la crueldad final de este sistema no es mucho menos perverso que lo pasado o lo que está pasando en Kosovo o en Timor o en Chechenia.

La finalidad de estas fusiones empresariales desmesurados, es principalmente economizar en gastos (sobre todo de personal), pero muchas veces hasta no son otra cosa que meros impulsos personales de algún o algunos personajes que quieren construirse un monumento ante el Board of Directors, convenientemente acompañado por algún suculento premio personal.

Teóricamente rigen leyes antimonopólicos, pero en la práctica es, como si no existieran, salvo para casos donde sirven a otros intereses grupales, aún más poderosos.

Da escalofríos, ver la facilidad que tienen a menudo ejecutivos pasajeros, la mayoría de ellos muchas veces emocionalmente desvinculados de la empresa que manejan, para tomar fríamente decisiones aplastantes, con el mero enfoque de satisfacer apetencias de normalmente corta vista.

Es un hecho que muchas veces estas decisiones de "reorganización", que parecen a primera vista tan fabulosas para "su" empresa, ya a medianos y hasta a corto plazo suelen ser un bumerán, que en vez de avanzar la firma, la llevan finalmente camino para abajo!

Hay algunos cuantos de estos genios, volviendo otra vez a los ejecutivos empresariales, que pasan como buitres (y que me perdonen los buitres) de una empresa a la otra; hacen desastre en su camino, pero igual en lo personal siguen como tal y coleando!

Claro está, que uno de los grandes problemas es también, que hay cada vez menos dueños, al estilo de los Señores Ford, o Bosch, o Daimler. Cada vez más fondos de inversión, no palpables, sin responsabilidad real y sobre todo sin ningún enganche sentimental con lo que significa el alma de una empresa.

Hace un tiempo me comentó unos de los dueños de una gran industria argentina, que él estaba viendo limitada la expansión de su grupo, por el hecho, "que no tienen más suficientes dueños", queriendo decir que los aún muy destacados ejecutivos que estaban empleando para manejar tal o cual de sus plantas, cumplían raras veces con lo inherente de un, justamente, dueño.

Sistema bancario y crediticio fuera de órbita

Los bancos, especialmente los de la Argentina, tratan de hacer cualquier negocio, menos el que debería ser su tarea principal, a saber: prestar plata en condiciones razonables a personas o, sobre todo, a empresas, que lo requieren. En ese sentido se perjudican principalmente los PyMEs o Mini-PyMEs, que se encuentran circunstancialmente en emergencia, ya que es muy poco probable que algún banco les presta dinero de buena forma, debido a su muchas veces "insolvencia crediticia".

Recibir créditos "buenos" es normalmente sólo privilegio de las grandes empresas o de personas o grupos non santas; ahora éstos si logran obtener muchas veces con asombrosa facilidad lo que quieren. Todos conocemos inclusive los frecuentes quebrantos de demasiadas instituciones financieras, generados más de una vez justamente por otorgar créditos "incorrectos", para calificarlos de alguna forma, de los cuales los ex - funcionarios "responsables" suelen aparecer luego de los escombros, con impecable camisa blanca y todavía con copa de champagne en la mano!

Dar plata al que no lo necesita o al que no lo merece, es lo normal, pero el pequeño empresario que está en problemas, y muchas veces no precisamente por su propia culpa, se joroba por doble partida! Casi nunca recibe de parte de los bancos la mano que necesitaría para sobrevivir. Si tiene suerte, es comprado por algún competidor más afortunado, sino lisa - y llanamente desaparece, y junto con su empresa los puestos de trabajo de sus ex integrantes, sus empleados, sus obreros, sus proveedores, etc., etc., etc.,

Aparte de ese trasfondo existencial equivocado, pecan los bancos, por lo menos en la Argentina, también de otra enfermedad muy grave: sufren de una arrogancia casi absoluta en el trato con sus "clientes", superando en ello muchas veces hasta lo que uno está acostumbrado del sector público.

Desmesurada monopolización del comercio minorista por las grandes cadenas de Supermercados

Los grandes Supermercados suelen exprimir hoy en día al proveedor - productor al máximo, respecto a precios y condiciones.

Merman así las ganancias de estos productores y muchos de ellos, sobre todo los pequeños, van a la quiebra, ya que, con un sistema de comercialización casi exclusivamente enfocado vía Supermercados, no les quedan prácticamente tampoco otras alternativas para poder vender sus mercaderías.

Paulatinamente se quiebran así cada vez más productores, y al mismo tiempo se quedan paralelamente también más y más minoristas de barrio sin posibilidad de subsistir.

Los supermercados no dan iguales chances a todos los productores, ya que ponen en sus góndolas solamente mercadería seleccionada de aquellos proveedores que todavía están dispuestos, aún ahogándose, aceptar sus cada vez más duras condiciones de compra.

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.