Chilka
Merlo, San Luis
Argentina

Exactamente hasta aquí había llegado, relacionado con ese breve enfoque sobre lo que es el más viejo comercio de la humanidad, que no sería la "oferta de amor" como se dice habitualmente, sino justamente las prácticas de trueque en sus más distintas formas.

Había hecho ya punto y aparte, para seguir en cuando leí el 29 de diciembre del 2000, un día después del Día de los Inocentes, en el diario La Nación un articulo sobre alternativas de trueque, tal como ya funcionan en la Argentina, y de allí llegué al portal de entrada de la Red Global de Trueque de la Argentina y de allí al asombro total:

Existe actualmente en nuestro país una práctica activa de trueque, dentro de la cual unas 100.000 familias, que equivalen a aprox. 400.000 a 500.000 personas ya encontraron una válida fórmula para encarar en forma digna su presente y futuro.

Les recomiendo de sobremanera, visitar el mencionado sitio y familiarizarse luego con todo ese tema. Me imagino, que a más de uno de nosotros podrá brindarse así la solución para una situación, que hasta ahora quizás era angustiante y sin esperanzas!

A título de golosina presento a continuación conceptos básicos, entregados por el sitio de justamente La Red Global de Trueque:

Es una organización de "prosumidores", término acuñado por el futurólogo Alvin Toffler, en su libro «La Tercera Ola» (1979) y que define a las personas que son, a un mismo tiempo, productores y consumidores de bienes y servicios.

En el caso de los clubes de trueque, este doble rol se materializa a través del intercambio de productos y servicios mediante trueque multirrecíproco, en donde no se emplea dinero ni trueque directo, sino unos vales llamados créditos.

Estos grupos no poseen identificación política, religiosa ni de ningún otro tipo, que no sea la de estar integrados por prosumidores.

Originariamente se denomina trueque al intercambio de productos entre dos personas, sin la presencia del dinero.

Este mecanismo es tan antiguo como el hombre mismo, representa la más primitiva actividad comercial de la humanidad y, por realizarse entre dos personas, se lo denomina trueque recíproco.

En el caso de los modernos clubes de trueque el concepto adquiere nuevas dimensiones y características. En efecto, se trata del trueque multirecíproco. Esto quiere decir que cada prosumidor vuelca a la red sus productos y, como contraprestación, toma de la red los productos que ésta le ofrece para cubrir algunas de sus necesidades insatisfechas.

Este mecanismo de economía alternativa no trata de reemplazar a la economía formal, de la que siempre se pretende formar parte. Por el contrario, el objetivo es ser un complemento para aquellos que, por diversas circunstancias están parcial- o totalmente fuera del sistema económico.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DE LA RED GLOBAL DE TRUEQUE

  1. Nuestra realización como seres humanos no necesita estar condicionada por el dinero.

  2. No buscamos promover artículos o servicios, sino ayudarnos mutuamente a alcanzar un sentido de vida superior, mediante el trabajo, la comprensión y el intercambio justo.

  3. Sostenemos que es posible remplazar la competencia estéril, el lucro y la especulación por la reciprocidad entre las personas.

  4. Creemos que nuestros actos, productos y servicios pueden responder a normas éticas y ecológicas antes que a los dictados del mercado, el consumismo y la búsqueda de beneficio a corto plazo.

  5. Los únicos requisitos para ser miembro de la Red Global de Trueque son: asistir a las reuniones grupales, capacitarse y ser productor y consumidor de bienes, servicios y saberes, en el marco de las recomendaciones de los Círculos de Calidad y Autoayuda.

  6. Sostenemos que cada miembro es el único responsable de sus actos, productos y servicios.

  7. Consideramos que pertenecer a un grupo no implica ningún vínculo de dependencia, puesto que la participación individual es libre y extendida a todos los grupos de la Red.

  8. Sostenemos que no es necesario que los grupos se organicen formalmente, de modo estable, puesto que el carácter de red implica la rotación permanente de roles y funciones.

  9. Creemos que es posible combinar la autonomía de los grupos, en la gestión de sus asuntos internos, con la vigencia de los principios fundamentales que dan pertenencia a la Red.

  10. Consideramos recomendable que los integrantes no respaldemos, patrocinemos o apoyemos financieramente - como miembros de la Red - a una causa ajena a ella, para no desviarnos de nuestros objetivos fundamentales.

  11. Sostenemos que el mejor ejemplo es nuestra conducta en el ámbito de la Red y en nuestra vida fuera de ella. Guardamos confidencialidad sobre los asuntos privados y prudencia en el tratamiento público de los temas de la Red que afecten a su crecimiento.

  12. Creemos profundamente en una idea de progreso como consecuencia del bienestar sustentable del mayor número de personas del conjunto de las sociedades.


Finalmente, y como broche de oro, llega la información que nuestro gobierno, a través del Ministerio de Economía, precisamente desde la Secretaria de la Pequeña y Mediana Empresa está tomando aparentemente buenas cartas en el asunto, brindando apoyo práctico y legal a la idea.

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.