Chilka
Merlo, San Luis
Argentina







e noche iluminado por incontables estrellas
Estar echada sobre la fragante hierba de una pradera
Desciende el silencio, paz, sosiego bienechor

Piel contra piel que no necesita palabras
Cálida cercanía, silencio compartido

El niño saciado duerme sobre el pecho de la madre
Silencio, plenitud, amor sin límites

Anhelante espera que quiebre el silencio
Con la palabra del perdón y de la comprensión

Silencio porfiado que no permite acercamiento
Crea culpa y rencor por sentirla

Todos los silencios culminan en el último, definitivo
El misterioso que nos es vedado descubrir.



Diciembre 98

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.

entre el sí y el no