Chilka
Merlo, San Luis
Argentina





liviadora mañana soleada y fresca
Después de días y días de agobiante calor
Doblemente acogedor la pequeña plaza.

A la sordina llega apenas el cotidiano ruido
Todo es quietud hasta el trinar de los pájaros baja de tono.

El cielo azul asoma como mancha de color entre el verde de los árboles
Una brisa apenas perceptible hace bailar a las hojas
El sol dibuja manchas doradas acá y allá.

Quisiera envasar el momento, hacerlo perdurar
Soñolienta cierro los párpados
Me dejo acariciar por tanta tibieza bienhechora
Doy gracias por una mañana tan hermosa
Doy gracias por poder disfrutarla a pleno.



Enero 2003

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.

entre noche y amanecere