Chilka
Merlo, San Luis
Argentina







uando pienso en mi padre
Veo sus manos hermosas, fuertes y tiernas a la vez

Siento esas manos sobre mi cabeza
Al bendecirme como a mis hermanos
En vísperas del día sagrado

Amaba la vida y sabía gozar de ella
A pesar de tantas desgracias que le había deparado

Nos llevaba a los bosques y las sierrras
Para enseñarnos las maravillas de la creación

Por las tardes del séptimo día leía los salmos
En voz alta cuando un párrafo -por lo bello-
Quería compartir

Murió en sueños como deberían morir los justos

Ayudar al prójimo, darle fuerzas al caído
Era en él don innato, deber sagrado
El legado que nos ha dejado

 

 


Junio 2000-06-18

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.

balance