Chilka
Merlo, San Luis
Argentina







oco el timbre, me abre la puerta
Ahí está parado el hombrecito
Sus ojos, toda su cara se iluminan en amplia sonrisa.

Lo subo a mis rodillas
Para contarle el antiguo cuento del jinete
Que galopando se cae a la fosa
Lo deslizo hasta el suelo, abajo, arriba
Él sigue galopando para repetir el juego.

Y de vuelta cantando, galopando, cayendo
Entre un algo de miedo y risa.

Me despide con un beso húmedo
Levanta la manita para decirme adios.

Ay Julián qué bálsamo para mi corazón.


Setiembre 2002

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.

que bella es la vida