Chilka
Merlo, San Luis
Argentina







stá dicho que no podemos cambiar la dirección del viento
Pero si la posición de nuestras velas
Como es cierto que siempre hay una meta a la que vale la pena llegar
Ambas verdades nos señalan que nuestro destino está en nuestras manos.

De nuestra destreza depende si las llevamos al corazón
o las torcemos en señal de impotencia
De nuestra mente y su capacidad de pensar depende
Si comprendemos que la vida abarca altos y bajos
Y que en ambos seamos capaces de ubicarnos.

Si nuestra alma, este algo inmortal e indestructible,
Conserva su pureza de orígen
Y nos faculta a mirar alrededor nuestro para ver y oír al prójimo
No solamente pasar junto a su soledad, sino detenernos para
Ayudarlo a sostenerse erguido.

Entonces, dispuesta de esta manera la posición de las velas del barco de nuestra vida
Cualquiera sea la dirección que tomen los vientos,
no hay temor que nos tumben.


Marzo 2002

Descargo

Contáctenos

Copyright © 1999-2005 Chilka S.R.L. - Todos los derechos reservados.

sin titulo(2)